» Salud

Estrategias rápidas y efectivas para alcanzar el orgasmo femenino

Lo primero que debe hacer la mujer es identificar, en sesiones privadas, cuáles serían sus puntos de placer. Explora los más comunes: senos, clítoris, entrada de la vagina, punto G, perineo y hasta el ano para verificar sí en tu caso alguno de estos resulta susceptible al placer.

Si deseas estimular alguna de estas zonas o todas al mismo tiempo resulta mucho más efectivo usando los dedos, lengua (de tu pareja) o algún juguete sexual especialmente diseñado para cada una.

Para la mayoría de las mujeres resulta necesario un poco de lubricación previa ante de rozar alguna de estas áreas, de esta forma se evita lastimar o predisponer estos puntos tan sensibles. Para ello está terminantemente prohibido el uso de la saliva, ya que además de anti erótico se seca muy rápido, y traslada virus, gérmenes y bacteria de la boca a otras zonas del cuerpo.

Toques dedicados y pausados hasta que se entienda el ritmo y movimiento deseado resultan preferibles a frotamientos burdos y sin sentido. Por esta razón, bien sea sola en compañía de la pareja, vale la pena comenzar con sesiones lentas, e ir aumentando progresivamente el ritmo, velocidad y la presión que se imprime a cada parte del cuerpo.

Una vez que se reconozca el patrón de estimulación preferido, sirve alternar entre las diferentes zonas durante el mismo encuentro sexual; de esta manera evitamos saturar el punto de placer y/o lastimar el genital.

Para aumentar la probabilidad de éxito, se debe trabajar por dentro y por fuera; en primer lugar se debe prestar atención a los toques externos de las zonas erógenas, pero también importa que la mujer esté dispuesta y animada para ser estimulada.

Otra herramienta que puede facilitar la llegada de los orgasmos es ejercitar los músculos de la vagina, antes y durante la estimulación sexual contrayéndolos y relajándolos voluntariamente. De esta forma se aumenta la vasodilatación del piso pélvico, y se activa más zonas durante el orgasmo.

Una vez que hayan entendido todo esto, pueden agregar estos movimientos durante la penetración; buscando las posiciones sexuales que les permitan estimular más puntos simultáneamente, o dedicándose alguno de los dos a tocar estas otras áreas de placer mientras el otro controla el movimiento durante el coito.

@amorantunez

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux