» Salud

Diario íntimo de una compradora compulsiva

• Sientes que no tienes nada que ponerte a pesar de que tienes el clóset full.
• Cuando estás desanimada sientes que incluso ir a comprar hisopos y toallas sanitarias a la farmacia te hará sentir mejor.
• Cada vez que te regalan algo sientes la necesitad de salir corriendo a comprarte algo que combine con lo que te regalaron.
• Tienes tantos zarcillitos y ganchitos que tienes que comprarte varios nuevos porque están todos desordenados y perdieron su par.
• Siempre pagas sobrepeso en equipaje cuando te vas de viaje y al llegar le dices a todo el mundo que no compraste nada.
• No sabes nada de geografía ni política pero te sabes cuáles son los últimos colores de la temporada.
• Eres capaz de comprarte algo que no te convence ¡solo por la satisfacción de salir de la tienda con una bolsaaaa!

Si respondiste SÍ a una o varias de las razones enumeradas anteriormente puedes ser una compradora compulsiva… La buena noticia: ¡¡¡NO ESTÁS SOLA!!!
Las estadísticas indican que 1 de cada 12 mujeres son shopahólicas. Es decir, experimentan una compulsión similar al alcoholismo o a la ludopatía por adquirir objetos. Esto las lleva a comprar imperiosamente cosas que no necesitan, a regalar objetos inútiles y costosos a pesar de no ser navidad o no estar cumpliendo años y por ende terminan comprometiendo seriamente su presupuesto personal y familiar.

Las féminas compradoras compulsivas tienen debilidad por la ropa, las carteras y los zapatos, mientras que los caballeros que compran compulsivamente no pueden resistirse a cuanto aparato electrónico inventen, al reloj de última moda y los más pudientes se decantan por los carros.

En hombres y mujeres pasa por igual que luego de ese atracón de compras exageradas aparece un fuerte sentimiento de culpa, vacío y arrepentimiento, que muchas veces opaca la efímera satisfacción de haber comprado el objeto del deseo…

Recomendaciones para evitar decir: me sobra mucho mes al final del sueldo…
• Si quieres despejarte haz deporte, no te internes en un centro comercial.
• Si sales a comprar inclínate por las cosas que “necesitas” no por las cosas que “quieres”.
• Visualiza que la moda es cíclica y que no tienes que “vaciar” las tiendas hoy… Mañana será otro día…
• Si quieres darte un gustico, sincérate con la cantidad que tienes “disponible” para ese caprichito sin comprometer tus prioridades.
• No lleves dinero demás, así evitaras la tentación de gastarlo.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux