» Entretenimiento

Rehab para Lindsay Lohan

Erika dice:
Cuidado con el viejo truco de dejar una almohada en la cama para confundir

La problemática actriz estadounidense Lindsay Lohan deberá internarse 90 días en un centro de rehabilitación cerrada, hacer trabajo comunitario y recibir psicoterapia, según un acuerdo con la fiscalía al que llegó este lunes por el caso de un choque en 2012.

La actriz de 26 años deberá internarse 90 días en un centro de rehabilitación cerrado -sin permiso para salir-, luego hacer 30 días de trabajo comunitario en Nueva York, donde vive actualmente, y completar 18 meses de psicoterapia, de los cuales ya lleva dos meses cumplidos.

“Y por un centro de rehabilitación cerrado, quiero decir que no habrá permisos de salida, usted no podrá abandonar el lugar y deberá cumplir el programa durante un período de 90 días, hasta que concluya”, dijo el juez del tribunal de Santa Mónica, James Dabney.

“¿Entiende y acepta todas las condiciones de su libertad provisional en este asunto?”, preguntó el juez a la actriz de 26 años, vestida de blanco y sin maquillaje. “Sí, señor”, respondió Lohan.

La actriz también tendrá probar que no tiene rastros de alcohol o drogas en su sistema “y que no usa ni posee narcóticos o drogas prohibidas, ni tampoco su parafernalia asociada”, dijo el juez.

La exestrella de Disney protagonizó un choque en junio del año pasado en Santa Mónica, tras el cual dijo a la policía que ella viajaba como copilota del Porsche que se estrelló contra un camión. La investigación posterior mostró que Lohan, en cambio, manejaba el vehículo.

Tras ello, fue acusada de dar falsas declaraciones, conducción imprudente y obstrucción a la autoridad. Estos cargos amenazaban con enviarla a prisión, puesto que, al quebrantar la ley, la actriz violó los términos de una libertad condicional de la que gozaba por robar un collar en 2011.

Este lunes, Lohan respondió “no me opongo” a los dos primeros cargos y el tercero fue descartado, como parte del acuerdo con la fiscalía.

El juez le recomendó: “No maneje. Usted vive en Nueva York, ahí no necesita manejar. Aunque ésta no es una condición para la libertad condicional”.

“Pero sí necesita entender”, prosiguió el juez Dabney, “que esto es todo. Si usted viola su libertad condicional (otra vez), no tendremos conversaciones sobre su libertad condicional en ninguno de los casos. Por favor, tómeselo con seriedad”.

Mark Heller, el abogado de la actriz de Lohan, aseguró luego a periodistas que ésta no volverá a una corte criminal.

Según un recuento de la revista del espectáculo On The Red Carpet, la de este lunes fue la 19a comparecencia en la corte de la actriz en poco más de cinco años.

“Estoy seguro de que no verán a Lindsay Lohan en una corte criminal en el futuro”, dijo Heller en la entrada del edificio. “Ella asume completamente todos los problemas que necesitan ser resueltos y estoy seguro de que será capaz de salir adelante en su vida con dignidad, orgullo y respeto”.

La actriz llegó al tribunal con casi una hora de retraso, tras perder su vuelo el domingo de noche desde Nueva York a Los Ángeles. Consiguió viajar en un jet privado que le fue provisto a última hora por la empresa de bebidas Pink Beverages, según escribió la propia Lohan en su cuenta en Twitter.

A pesar de una aclamada actuación en “Mean Girls” durante su adolescencia, Lohan se ha hecho más célebre en los últimos tiempos por sus problemas con las drogas y sus estancias en prisión que por su trabajo.

Fuente AFP

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux