Es probable que muchos recuerden la foto que semanas atrás de la desaparecida Diana Spencer, pues esa misma imagen fue vendida por un misterioso comprador, quien pagó 18mil dólares.

El comprador de la foto es un inversionista de bienes raíces de California, sin embargo perferió que su nombre se mantuviera en el anonimato.

La imagen muestra a una Diana mucho más joven, tumbada junto a su amigo de aquel entonces, Adam Russell.

El precio final que alcanzó la fotografía en la subasta, superó por mucho lo que se tenía previsto inicialmente.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux