Instagram anunció que a partir del 16 de enero de 2013, va a poder usar las fotos de sus usuarios para anuncios publicitarios de la marca, sin tener que pedirle permiso a la persona que subió la foto.

Desde ese momento, la aplicación Aviary, que sirve para editar fotos, y fue la que le ofreció los filtros a Twitter luego que Instagram dejara se trabajar con estos, ha sido bajada por más de dos millones de personas.

La semana pasada Aviary anunció que le proveería los filtros fotográficos a Twitter, pero también dijeron que el tiempo fue perfecto con respecto al problema con Instagram, ya que venían trabajando juntos desde hace meses.

Si Aviary no te convence como aplicación para fotos, también existen dos nuevas llamadas Eyeem y WeLike, ambas tienen alrededor de 14 filtros y sirven para montar fotos en las diferentes redes sociales.

Este nuevo boom de aplicaciones para no usar Instagram, se debe a que los usuarios se empezaron a quejar por la privacidad de sus fotos, y el derecho que estos tienen sobre ellas al haberlas tomado.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux