Cuando uno sale con alguien nuevo, probablemente queremos ser sinceros, como estamos empezando de cero, no esconder nada y que haya honestidad desde el principio. Sin embargo, no conocemos a la persona que tenemos en frente, no sabemos qué le gusta, qué le espanta, ni qué puede ser la gota que derrame el vaso para que no quieran volver a salir con nosotros.

Es por esto que tenemos una lista de temas que es mejor evitar en las primeras salidas, cosas que no tienen nada de malo, pero que cuando se cuentan, pueden asustar a la otra persona si ésta no nos conoce.

Los EX: simplemente no hables de la persona con la que solías estar, nadie que esté interesado en ti, quiere oír cómo era tu relación anterior. Si dices algo bueno de tu ex puede parecer que sigues mal pegada con él, si dices algo malo, puedes quedar como una persona picada que no sabe llevar una terminada.

Problemas de salud: deja tu historial médico entre tú y tu doctor. Los problemas de salud normalmente son un tema aburrido, y si no es aburrido, puede ser simplemente mucha información personal que la otra persona no necesita conocer ahí mismo. Si tienes algún tipo de enfermedad grave, nadie te dice que no lo comuniques, pero déjalo para la tercera salida o por ahí, donde haya un poco más de confianza.

Experiencias por Internet: no tiene nada de malo tratar de buscar relaciones por Internet; pero hay personas que no se lo toman como algo tan natural, o que sencillamente prefieren no conocer ciertos aspectos de tu vida pasada hasta que ya estén en una relación estable.

Dinero: tengas o no tengas dinero, probablemente lo único que salga de una conversación de dinero, sea incomodidad. Además que hablar de dinero es algo que nunca va a hacernos quedar bien, probablemente la persona se lo tome como un aspecto superficial y definitivamente esa no es la imagen que queremos transmitir. Deja las conversaciones sobre la renta, los sueldos, los gastos y todo eso, para cuando ya tengan más confianza.

Política y religión: éstas son las típicas discusiones que van a terminar en una pelea, entonces por qué arriesgarse a terminar mal algo que puede empezar con buen pie. El único panorama donde estas conversaciones son válidas, es si se empezaron a atraer gracias a alguno de estos dos temas, si no, descártalos por los momentos.

 

Con información de: www.womenshealthmag.com

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux