Escrito por Leo Rojas

El requisito principal para ser tía, es tener la voluntad para hacerle perder el pudor a un sobrino obligándolo a bailar, toda una escena súper involuntaria que ha vivido el 101% de nosotros. Una actividad / arte que en Venezuela es bastante apreciada por eso de ser un país tropical y sabrosón… ¡Normal! Así es el venezolano promedio y eso hay que respetarlo.

Si cumplimos de buena manera, toda la cuestión generacional, trascendental y/o de costumbre clásica, es obvio que este artículo no tendría sentido y estaría siendo un radical iluso que dentro de mis posibilidades, sólo me quejo, pero ¿por qué creen que sus abuelos tenían más hijos que dedos y actualmente no es así? Otra época, otros intereses y otra manera de llevar las cosas.

¿No les sorprende que todavía exista gente que tenga como requisito personal a la hora de abrir un negocio interpersonal, el que sepa bailar? No es una cuestión de gustos y habilidades, sino más bien de plus adquirido de forma inútil que obstaculiza las buenas vivencias que están por llegar y que esa misma gente bloquea; algo tan imbécil como cazar pareja que tenga tus mismos gustos musicales. ¡Bienvenidos a 5to grado!

Nada de esto debería ser tomado en cuenta si no frena intereses, mucho menos si hacemos el esfuerzo así nos ladille hacerlo porque las mujeres tienen que entender que no todo el mundo viene del Coco Bongo bajo una personalidad tropical como para que esto sea una regla nazi solo porque somos latinos. Mientras la gente siga obviando la diversidad de gustos, pasiones y habilidades, seguiremos compartiendo y descubriendo las mismas cosas una y otra vez.

Equis, vámonos por lo fácil:

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux